lunes, 27 de septiembre de 2010

LA BORDETA de José Antonio

-->

Una borda es una cabaña de piedra para uso ganadero, más o menos distanciada de los pueblos en el Pirineo Aragonés. Un vínculo sólido entre generaciones humanas y la montaña. Una bordeta es, pues, una borda pequeña, resistente, necesaria.

En la bordeta de José Antonio Labordeta cabía-cabe, Aragón y el mundo entero. Con sus ansias de libertad, justicia y paz. Con su vocación de sensatez y honradez. Con su saludable antiimperialismo (fuese geopolítico o urbanizador). Con sus soledades de abandono rural y emigración. Con sus alegrías festeras y sus afanes por el retorno a la tierra. Y también con el cierzo y la boira, el panizo y la sementera, los tierrabajinos, la huerta, el Ebro, el Moncayo, el lento Somontano o el Pirineo…

En la bordeta de José Antonio restallaba su voz con el calor ancestral de las noches al fuego. Afuera arreciaban sombras de una guerra que, como todas las guerras, nunca debió ser.

Y la voz de José Antonio salía de la bordeta, se propagaba por los aires y nos contagiaba de risas, de llanto, de estremecimiento e idealismo esperanzado. Esa voz, ese verso, nunca pasaron sin pisar firme en la tierra. Y en ella estaban: el paisaje y sus gentes.

En las canciones de Labordeta hallé la voz de Aragón y de todas las comarcas, regiones y países que nacieron de la tierra y, por olvidarla un día, la perdieron. De todas las gentes que añoran los aires de su pueblo, una risa de aguas limpias, esa belleza profunda de los cielos y horizontes abiertos. La voz de un futuro que sólo será cuando, todos, al levantar la vista, veamos esa tierra...y regresemos generosos a ella para no abandonarla más.

Safe Creative #1009217399821


QUIÉN TE CERRARÁ LOS OJOS

Al aire van los recuerdos
y a los ríos las nostalgias.
A los barrancos hirientes
van las piedras de tus casas.

¿Quién te cerrará los ojos,
tierra, cuando estés callada?

En los muros crece yedra
y en las plazas no hay solanas,
contra la lluvia y el viento
se golpean las ventanas.

¿Quién te cerrará los ojos,
tierra, cuando estés callada?

Sólo quedan cementerios
con las tumbas amorradas
a una Tierra, que los muertos
siguen teniendo por suya.

¿Quién te cerrará los ojos,
tierra, cuando estés callada?


Cantata para un país



25 comentarios:

marce dijo...

Precioso y nostálgico tema, tanto tu texto como la canción. Suenan a los valores perdido por la falta de contacto con la tierra y contemplarla paso a paso. Es más tierra que asfalto, su voz el canto porque no se perdiesen las palabras que recuerden que la justicia está por cumplir.


una gran persona, de las que sin duda cada vez se forjarán menos.

Saludos.

Miazuldemar dijo...

Muy buena y bonita entrada. Me caía bien Labordeta, representante de todos esos buenos valores que debemos tener tan presentes. Como suelo decir en estos casos..."siempre se van los buenos".
Quedarán sus canciones, sus actos políticos y su "País en la mochila" siempre en nuestro recuerdo.

Pilar dijo...

muy emotiva y hermosa dedicatoria, fco Javier¡¡¡
desconocía el significado de "la bordeta" que a jose antonio le venía que ni pintado...

que yo, aún siendo de ciudad, nacida y crecida en ella... y aunque viva y trabaje en el campo también añoro los aires de mi pueblo (el del segoviano Turégano de mis abuelos maternos, o el de Montilla de los paternos...) "y la risa de las aguas limpias y la belleza profunda de los cielos y horizontes abiertos" de todos los campos que he "vivido"...
y es que todos somos de allí, y sólo allí nos encontramos en casa¡¡
y el que diga lo contrario es que aún no se ha dado cuenta...
un saludo¡¡

Fernando J. Feliu dijo...

No perdamos todas las cosas que el "maestro" nos ha dejado. No permitamos que sea un simple recuerdo, sino algo más. Esas palabras generosas que nos hablan del verdadero Aragón, el cierzo, la sabina...

"Las albadas de mi tierra
se entonan por la mañana
para animar a las gentes
a comenzar la jornada."

Mabel G. dijo...

Qué sentido tu post! Me ha emocionado hasta lo inimaginable; tus palabras tan sentidas, sinceras y ciertas... su poema tan intenso...

Un hermoso homenaje a un hermoso ser como lo fue (y seguirá siendo por siempre jamás) este gran SER HUMANO !

Un gran abrazo para ti.

Jesús Dorda dijo...

Se nos ha ido una voz que representaba muchos de nuestros sentimientos.
Muchas horas de viaje hemos compartido tú y yo escuchando sus casettes, algunas de ellas camino de Aragón precisamente. Y también un inolvidable recital en la Plaza Mayor de Madrid.
Además pude compartir con él y con nuestro común amigo Mateo unos vinos en Sos del Rey Católico, después de otro de sus recitales. Era profesor, pero a mi me gusta más decir Maestro, pues con él se aprendía en el sentido que los orientales dan a esa palabra.
Por fotuna podemos seguir aprendiendo de su obra.

Javier 16 dijo...

Una gran dedicatoria Javier a un hombre de la calle y de sus gentes. Cruzarte con él, siempre equivalía a un intercambio de sonrisa acompañada de un cordial saludo. Me duele el ocaso físico de un cantautor real y de primera línea, de los que no vendieron su voz ni su guitarra a conciertos lucrativos.

Saludos.

Ramuol dijo...

Bello homenaje Javier!! Una verdadera lástima que nos dejará!!
Saludos y bonita entrada

carmen dijo...

Un honemaje hondo, postumo pero cercano a todos los que le conocieron o supieron de él por sus cantares y hazañas...

Hermoso, muy hermoso Fcº Javier! Me ha encantado leerte! Saludos!

un sitio diferente

Josélez dijo...

Muy emocionado he leído tu homenaje y también digo que personas así no morirán nunca, su contagiosa alegría y su gusto por lo cotidiano y por el pueblo seguirán con nosotros. Una pena... gente así no abunda.

Saludos

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Sí, Marce, nostalgia nos deja la ausencia de Labordeta. Porque le echaremos en falta. Y nos falta mucho camino que recorrer, ya sin él.
Gracias y saludos.

Creo, Mamen, que a todos(o casi todos) nos caía bien Labordeta. Curiosamente, un hombre de trayectoria honesta y verdades como puños...lo que no suele admirarse en estos tiempos.
Gracias por comentar. Saludos.

Pilar, hace tiempo que en el Pirineo conocí lo que eran una borda y una bordeta, entonces me expliqué mejor la figura de este hombre y su nombre. Él llevaba muy dentro los orígenes rurales de todos nosotros. Y nos los revistió de dignidad, nostalgia y esperanza.
Muchas gracias. Otro saludo para ti.

Fernando, creo que quienes fuimos alcanzados por el mensaje de Labordeta, difícilmente lo mantendremos como un simple recuerdo. Forma parte de nuestra vida y sentir...Es lo máximo que alguien puede dejar en los demás.
Gracias y un saludo.

(Y siguiendo con la albada guerrera de Labordeta)

..."Arriba los compañeros
que ya ha llegado la hora
de tener en nuestras manos
lo que nos quitan de fuera.

Esta albada que yo canto
es una albada guerrera
que lucha porque regresen
los que dejaron su Tierra."

--

Gracias a ti, Mabel, por tu comentario...y por la entrada que también le dedicaste en tu blog.
Personas así siempre inspirarán lo mejor de nosotros.
Otro abrazo grande para ti.

¡Y que lo digas, Jesús!. Nos hemos quedado sin un maestro de la vida y de cómo vivirla, contarla y cantarla. Sin un ejemplo de cómo defenderla. Pero nos queda vivo en el mejor de nuestros recuerdos.
¡Cuánto lo hemos escuchado y cantado!¡Cuanto nos ha acompañado!
...Y seguirá siendo parte de nosotros.
Gracias por tus palabras.

"De la calle y sus gentes", tú lo has dicho, Javier. Porque lo mismo lo veías en un concierto de la Plaza Mayor de Madrid, que en un colegio mayor universitario, que en las fiestas de San Marsial en Benasque, o a la salida del Metro cerca del Retiro, en la urbe en que honró con su presencia a la política.
Gracias. Compartimos su ejemplo.
Saludos.

Hola, Ramuol. Lástima sentimos por su partida. Nostalgia de seres tan ciertos y verdaderos en un mundo disfrazado de apariencias.
Gracias por tus palabras. Saludos también para ti.

"Hondo y cercano" dices, Carmen. Dos adjetivos que aplicaría yo al mensaje y ejemplo de Labordeta. A su bien saber hacer.
Encantado de tu visita. Recibe mis saludos.

No abundan , no, Josélez. No es frecuente que un intelectual de vocación sea hombre del pueblo, de corazón. No es habitual que la popularidad pase por uno sin nublarle la vista de su horizonte.
Gracias por comentar. Saludos para ti.

Drach dijo...

Ojala que su mensaje y su forma de ver la vida y las cosas nos impregnen ahora en estos tiempos que tanta falta hace. muy buena y emotiva entrada¡¡ tambien andamos escasos de eso¡, saludos¡

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Creo, Drach, que fuimos muchos los "impregnados" por su mensaje y modo de entender la vida. Ahora, es necesario que cada cual siga por esas veredas de honradez y sensatez que, tan acertadamente, Labordeta caminó.
Gracias y saludos también para ti.

Lluís Sogorb dijo...

Labordeta pertenece ya a ese selecto grupo de los inmortales, pues quienes captamos su mensaje lo llevamos ya para siempre con nosotros y lo llevaran los que vengan a continuación.
Una gran entrada para un gran ser humano. Gracias, Javier.
Saludos

trotalomas dijo...

Que nos quede para siempre su mensaje, su visión pacífica, humana y justa de la vida, y su recuerdo. De ser así, no le habremos perdido y nunca morirá.

Hoy día todos sentimos su pérdida. Me ha encantado tu entrada como homenaje a su figura y persona.

Un abrazo.

Cantin dijo...

En efecto!! bordas, bordetas, majadas, mallatas..

Que grande ha sido Jose Antonio joder.

gracias por este post, plas plas plas

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Lluís, la grandeza de hombres así tal vez radique en su capacidad para transmitir y vivir el mensaje de la dignidad humana, entre humanos y en su relación con la Naturaleza que nos sustenta y de la que somos sólo parte.
Gracias a ti, y saludos.

Trotalomas, agradezco tus palabras y comentario...y, por supuesto, la entrada con la que recuerdas a Labordeta en tu blog. Consuela comprobar que somos muchos los que le compartimos.
Otro abrazo para ti.

Hola Cantin. Sí que fue grande, y lo seguirá siendo en las gentes y paisajes por donde pasó.
Muchas gracias a ti.

Santa dijo...

Hacen falta Labordetas que con su ejemplo aclaren tanto humo contaminante de famosillos, politicastros (grises y sinvergüenzas) y demás fauna urbana...

Un abrazo

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Efectivamente, Santa. Este mundo, la parte en que habitamos, está lleno de tontería, de apariencia y mentira, de maleza. Hace falta Labordetas, gente sensata, que barra esos matojos.
Otro abrazo para ti.

Ofelia dijo...

El día que murió estaba con unas amigas mañas de su partido político bajando por el Ebro y fue muy bonito el homenaje que le hicimos. Bajar el río hasta el mar como alegoría de la vida y la muerte.
Tocó el corazón de muchos porque era todo corazón.
Que precioso homenaje le has dedicado.
Un beso*

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Los ríos, Ofelia, son fluidos de vida. Buen sitio para recordar a quienes, como Labordeta, pasaron por la Vida siendo parte intensa de ella...para su bien y el nuestro.
Gracias por tu visita y recuerdo.
Otro beso para ti.

Olga Bernad dijo...

Y qué bonita la canción que has elegido. A mí me gustaban sus canciones "pequeñas". Había una titulada "pequeña libertad" que me encantaba...
Impresiona ver con cuánto cariño se le recuerda.
Un abrazo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

¡Hola Olga! Es muy natural que recordemos con cariño a quien llenó de tanto sentimiento, emoción, e ideales, un hueco importante en nuestras vidas.
La canción de "pequeña libertad" siempre vibra en mi corazón como el primer día en que se la escuché.

Otro abrazo para ti.

Angel Febrero dijo...

Preciosa la entrada y la cantata...de verdad se fue uno de los grandes!!, un abrazo Javier y gracias por acordarte de él.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Gracias a ti, Ángel.
Era-es uno de los grandes, para muchos y especialmente para quienes hemos recorrido tantos paisajes rurales. Su voz está en ellos.
Otro abrazo para ti.