miércoles, 2 de febrero de 2011

FROST-HEAVING. El escalofriante caso de las piedras semienterradas

--> 
Gélido día invernal. Cielo azul y viento Norte. En algún lugar al pie de la Sierra de Guadarrama, a 900 m sobre el nivel del mar…


- ...¡Esta tierra es dura como una roca. Está totalmente congelada!

- Sí…y mire qué curioso, las piedras parecen hundirse en ella ¡Imposible en terreno tan sólido!

- Bueno, tal vez esto ha sido un barrizal donde alguien o algo ha pisado los cantos embutiéndolos en el fango. La helada nocturna habrá congelado la escena.

- …Explicación verosímil. Mmm…salvo por un par de detalles: no hay huellas del “alguien o algo” que pisó las piedras. A no ser que fuese un duende saltando entre ellas…Y, lo más concluyente: los huecos que enmarcan cada piedra en el sustrato indican que no se hundieron en fango, pues se hubiera adherido a ellas.
 

- ¡Tiene usted toda la razón! Entonces ¿Por qué están semienterradas las piedras?

- Simplemente, no se hundieron hacia abajo…El suelo se ha elevado entre ellas.

- ¿Es posible?

- Créame, lo he visto en otras ocasiones. Es un fenómeno completamente natural en condiciones periglaciares de hielo y deshielo. Tanto en alta montaña como en tierras bajas.

- Ciertamente, el hielo es un sólido muy peculiar. De menor densidad que el agua líquida, adquiere mayor volumen que ella…¡y llega a causar la ruptura de rocas!

- …Y en determinados casos eleva el terreno por congelación o “frost-heaving”. Eso sí, en suelos previamente húmedos.

- Veamos…En efecto: este suelo es arcilloso y por tanto muy capaz de retener humedad.

- Los suelos arcillosos son perfectos para el frost-heaving. También lo observará en sustratos absorbentes como el humus orgánico, o tapizados de musgo.


- Permítame recapitular la sucesión de los hechos: el terreno retuvo suficiente agua, se heló, aumentó su volumen y empujó hacia arriba todo…menos las piedras más pesadas que han sido rodeadas por esa crecida del suelo.

- Exacto. Y a su exposición añadiría un apunte: cuanto mayor superficie ofrece una piedra al sol más calor absorbe del astro y, en consecuencia, caldea mejor el suelo que la soporta dificultándose la congelación bajo la piedra.

- …Eso, unido a su propio peso, aumentará el desnivel relativo del suelo elevado en torno a ella.

- ¡Usted lo ha dicho! Obviamente, el caso está resuelto.

- Estupendo. Acerquémonos a la taberna del pueblo para sacudirnos de encima este frío atroz...



MÁS SOBRE SUELOS HELADOS:

PIPKRAKE. Cuando la tierra pare agujas de hielo



Safe Creative #1102028403883

21 comentarios:

Fernando J. Feliu dijo...

¡Hola Francisco Javier!, Esta entrada me trae un grato recuerdo de cuando estuve en las islas Svalbard. Me hablaron del fenómeno del "Permafrost", se dio el caso de que unos cadáveres enterrados hace años, salieron al exterior por el efecto del hielo mezclado con piedras que levanta el suelo. Es un caso muy curioso.

Un saludo.

diminuto blog dijo...

Eres realmente sorprendente, Francisco.

Me pregunto si alguna vez me he fijado en piedras hundidas, así, como las de la imagen, y me respondo que no.

Genial.

Jesús Dorda dijo...

Y en verano, o en otros lugares donde no hiela, las lombrices que remueven el terreno contribuyen también a que las piedras se vayan hundiendo. Darwin lo relata en uno de sus libros.
Lo que no sé es como aún se ven piedras en el campo.
¡Yo no he sido!

Javier 16 dijo...

Desde luego Javier, me has dejado de piedra. Estas observaciones tan detalladas a las que la mayoría de los mortales nos pasan desapercibidas, resultan verdaderamente sorprendentes. Y, es que, claro, se ve que tú nunca dejas de hacerte preguntas cuando ves posturas extrañas en los materiales dispersos de la montaña. Siempre tiendes a ordenar lo desordenado para que quede ordenadamente desordenado; por lo menos en mi curiosidad satisfecha por la explicación.

Saludos

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Bueno, Fernando, por aquellas latitudes el hielo es parte integrante del suelo durante todo el año. La capa de permafrost (suelo helado) puede alcanzar hasta varios centenares de metros de profudidad...lo que hace posible esos levantamientos de cadáveres (sin necesidad de juez), al igual que pueden generar colinas (pingos).
Lo de nuestras latitudes es una broma comparado con aquello.
Saludos.

Bueno, Diminuto, sólo tienes que dar un paseo por algún terreno arcilloso y pedregoso que hubiera estado húmedo antes de sobrevenirle una helada (o varias) de algunos grados bajo cero...alrededor de -5ºC está bien...
Gracias por asomarte por aquí, pero es mejor que vengas abrigado, eso sí.

Es cierto, Jesús, las lombrices son un portento removiendo el terreno. En ese caso la piedra se hunde, pero con las heladas la piedra permanece en su sito (es el suelo de alrededor el que se eleva). Luego, con el deshielo y la evaporación de la humedad, todo vuelve a su ser y la piedra se queda tan campante asomando en el campo.
Un abrazo, entre las piedras.

Imagino, Javier, que por tu zona del Ibérico aragonés este fenómeno es habitual. Lo de observarlo y preguntarse por sus causas es sólo cuestión de "no tener otra cosa que hacer". Quiero decir, que en esos fríos días en que apenas nada se mueve en el campo (salvo, como en este caso, el suelo), la geología es una agradecida vía de escape...y servidor suele escaparse muy a menudo.
Saludos también para ti.

Montse dijo...

¡Qué post tan interesante!, desde luego tú eres como la misma Naturaleza ¡nunca dejas de sorprenderme!
Acabo de conocer algo que ignoraba por completo gracias a tu inagotable capacidad de hacerte preguntas, claro que quien no se pregunta nunca hallará respuesta. El texto me recuerda, en cierto modo, una conversación entre Sherlock Holmes y su inseparable amigo Watson ¡me ha encantado este caso escalofriante!

Un abrazo, Javier.

JCR dijo...

Soy una persona curiosa, valoro mucho el saber y conocer, aprender de cualquier materia que nos permita ampliar nuestra base de conocimientos, por supuesto desconocía el tema comentado, no soy un entendido, por eso considero muy interesante cada artículo que nos enseña y explica de forma clara el mundo que nos rodea ¡very important! muchas gracias.

Mabel G. dijo...

Pero mira Fco Javier que si habré visto este tipo de situaciones y nunca me puse a pensar por qué las piedras estaban hundidas. Seguramente laa puse en la categoría mental de "peso específico" (bueno, aunque algo que ver tiene también, aunque obviamente, no era la respuesta totalmente acertada) y seguí mi camino.
Muy interesante tu entrada ya que dices que el "frost heaving" ocurre cuando el suelo se expande y luego se contrae debido primero a las heladas y luego al deshielo.
Eres una biblioteca abierta. Da gusto leer tus posts.
Gracias, amigo !
Un saludo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras, Montse. Sí, lo bueno de hacerse preguntas es que, a veces, se obtiene respuestas (...que generalmente conducen a nuevas preguntas). En cuanto al texto, no me extraña que te recuerde a una conversación entre el célebre detective y su amigo, ya que me he inspirado en ellos. He querido hacer un pequeño experimento divulgativo con el diálogo como género literario que aborde la explicación de un fenómeno natural.
Otro abrazo para ti.

JCR, veo (leo) que tenemos en común ese afán de conocimiento. El mundo está repleto de sucesos y procesos que pueden escapar a nuestro entendimiento, pero no deben ser ajenos a la necesaria curiosidad humana.
Gracias a ti por tu comentario.

Mabel, las piedras tienen su peso en este asunto...Pero si son demasiado pesadas y grandes no se da ese llamativo semienterramiento sino sólo una elevación del nivel del suelo en torno a la base de esas grandes piedras.
El "frost-heaving" o elevación por heladas, como su nombre indica, tiene lugar por la congelación del terreno y resulta más habitual en lugares en que se suceden las fases de hielo-deshielo.
Muchas gracias a ti. Otro amigable saludo.

Miazuldemar dijo...

Qué cosas, pues yo este fenómeno le he visto y jamás me he parado a pensar el por qué. Tiene toda su lógica, claro.

¡¡Muy curioso!! ¡Me encanta aprender con tu blog Fco.Javier!

Drach dijo...

Hola Fcº Javier,decididamente hoy no me acostaré sin saber una cosa mas¡
un saludo

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Sí, Mamen, por el centro peninsular es un fenómeno de lo más corrientito durante las crudas heladas de invierno. Aún así no deja (ni dejará) de sorprendernos.
Gracias por tu comentario. Saludos.

...Es lo que tiene la Naturaleza, Drach: mucho que observar y aprender, de todo y de todos.
Otro saludo para ti.

Jesús Dorda dijo...

Ahora que la nieve se ha retirado de las partes más sombreadas de mi jardín ¿que es lo que he encontrado?
Suelo agrietado y piedras semienterradas.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

...Pues, Jesús, el suelo también puede agrietarse cuando está helado. Tal vez se heló y luego quedó oculto por la nieve durante un tiempo.

Ofelia dijo...

He visto este fenómeno y lo cierto es que ninguna pregunta acudió a mi mente. Eres una fuente de gratas e interesantes sorpresas.

Aunque no tenga nada que ver, me gustaría compartir contigo la sensación que tuve la primera vez que pisé un suelo helado sin nieve. Fue en Alemania durante un crudo invierno y el suelo estaba duro¡!¡ Automaticamente conecté con la escena de la película "El tercer hombre" en que quieren enterrar a un hombre y tienen graves dificultades para cavar debido al permafrost.
En fin, hasta ahi me ha llevado tu entrada.
Un abrazo calentito***

Maelgi dijo...

hola excelente clase de ?? cuantas cosas por aprender de la madre tierra. gracias. he visto que tienes editado libros. felicitaciones.
que sigas bien. cuidate del frio. !!!!!!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Si, Ofelia, en algunos países el hielo del suelo llega a ser un extraño problema. Existe alguna localidad en el archipiélago de Svalbard en que "está prohibido morirse" ya que el hielo que allí contiene el suelo de forma permanente (permafrost) impide la descomposición de los cadáveres...
Bueno, otro cálido abrazo para ti.

Gracias, Maelgi. Siempre hay algo nuevo por descubrir...O algo viejo que redescubrir.
Un afectuoso saludo.

riomoros dijo...

Es un fenómeno muy curioso. Sí había observado cosas similares pero concretamente lo que cuentas no, pero me fijaré.
Un saludo

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Seguro que lo ves, Riomoros. Es un fenómeno fácil de observar en invierno...a poco que se den las condiciones necesarias.
Otro saludo para ti.

Sill Scaroni Photographia dijo...

Esas rocas hundidas son lavas volcánicas de millones de años.
Me encantó tu post con las fotos muy interesantes y la historia.
Sill

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Muchas gracias por tus palabras y visita, Sill.
En este caso lo fundamental no es el origen de las piedras, que pueden ser rocas sedimentarias (como la caliza), rocas metamórficas, otras que procedan del magma del interior de la Tierra...Aquí lo decisivo es la humedad previa en el suelo, las temperaturas por debajo de 0ºC y el tamaño-peso de las piedras.
Saludos.