domingo, 15 de abril de 2012

APUNTES DEL PAISAJE: RAMBLAS de ALMERÍA

-->






LA EROSIÓN MARCA LA DIFERENCIA
La erosión actúa de diferente manera sobre distintos materiales: las superficies duras resisten mejor que las menos consistentes. Esto lo ponen en evidencia agentes erosivos como el agua o el viento al actuar en paisajes con escasa vegetación. En el caso de las ramblas de Almería es muy patente el desigual impacto del agua de lluvia: capas de roca sobre huecos horadados en laderas terrosas.






ARROYADA DIFUSA
Los suelos de estas ramblas son poco permeables al agua, tanto por la naturaleza de sus materiales margosos y yesosos como por la compactación debida a largas sequías. El efecto de las gotas de lluvia en estos climas áridos es abrasivo. Los goterones de las tormentas caen con fuerza en una especie de micro bombardeo que salpica sobre el terreno y dispersa su superficie. Si hay suficiente precipitación, a medida que el suelo se empapa, resbala el agua formando hilillos que se entrecruzan con gran dinamismo. El siguiente chaparrón puede formar otros regueros completamente diferentes, sólo persistirán aquellos que encuentran el lugar e inclinación adecuados para profundizar.












CAUCE DE ARROYADA CONCENTRADA
La mayor parte de la lluvia escurre por la 
superficie de las laderas llegando hasta el fondo de la rambla. Allí el volumen de agua concentrado se abre paso creando un cauce de arroyada, la principal arteria de drenaje. Estos cauces permanecen secos la mayor parte del año y suelen ser utilizados como vías de comunicación, especialmente con vehículos todoterreno. A veces, tras largos años sin importantes arroyadas, son ocupados por construcciones humanas. Pero, tarde o temprano, el agua vuelve a circular por las ramblas y sus cauces, en pocas horas, pueden ser una trampa mortal.







DERRUBIOS
El agua que socava un sustrato blando sobre el que se asienta otro rocoso llega a horadar huecos dejando cornisas tan salientes como inestables. La ley de la gravedad propicia el derrumbe de las cornisas pétreas y la acumulación de terreno y bloques en la base de las laderas. Esos 
mismos acúmulos actúan conteniendo la erosión lateral del cauce de arroyada.




LA EROSIÓN ABRIENDO BRECHA
El agua siempre busca el camino fácil. Se abre paso por las brechas de las cornisas, talla canales verticales que funcionan como los canalones de una fachada. Por ellos, además del agua de lluvia, descienden cantidades apreciables del terreno lavado en las zonas altas. Así se acumula la tierra formando conos bajo las hendiduras de las cornisas. Con el paso del tiempo las cornisas colgantes caen y nuevos tramos sobresalen pasando a ser inicio de otras brechas de arrastre de agua y tierra.





UN PASADO HORIZONTAL 
Las líneas horizontales delatan la formación de estos terrenos por decantación sucesiva de materiales en las aguas de antiguos mares o de grandes cubetas lacustres. Es un paisaje en estratos de origen sedimentario donde las líneas horizontales, a veces con cierta inclinación, son firmas del pasado. 







UN PRESENTE VERTICAL 
Las aguas en cuyo seno se generó este territorio actúan ahora destruyéndolo o, mejor dicho, modelándolo. El relieve y profundidad son consecuencia de una activa erosión. Perder suelo es la esencia de la rambla. El dinamismo de su paisaje se manifiesta en la verticalidad.


ENSANCHES QUE FRENAN LA ARROYADA  
Las aguas del cauce de arroyada pueden abrir amplios espacios laterales. Durante las arroyadas estos ensanches se inundan erosionando la base de las laderas y perdiendo velocidad y energía para profundizar en el cauce. En cierta forma los ensanches son un mecanismo de freno.


INDICIOS EN EL CAUCE
Diversos aspectos del cauce aportan información interesante.

-La banda más oscura de un cauce indica la circulación reciente de agua que aún mantiene muy húmedo el suelo.

-Las manchas blancas del suelo aparecen al evaporarse su humedad ascendiendo a la superficie sales minerales que forman finas costras de color claro.

 

- Si el terreno es seco y polvoriento hace tiempo que no hay una tormenta importante. Si se presenta duro y agrietado la lluvia cayó no hace mucho aunque han pasado suficientes días como para secarse la superficie.



-Los cantos rodados indican la fuerza y continuidad con que bajan las aguas por un cauce. Las piedras arrastradas en la actualidad apenas presentan bordes redondeados mientras que la presencia de cantos muy rodados delata tramos donde las aguas bajaron en el pasado con cierta fuerza (según su tamaño) y continuidad. Las raíces de arbustos quedan al descubierto al registrarse fuertes avenidas por tormentas tan intensas como ocasionales.

MÁS SOBRE INTERPRETACIÓN DEL PAISAJE en: 
Manual para observar e interpretar paisajes






Safe Creative #1204131467841

11 comentarios:

teca dijo...

Bonita explicação com grande sensibilidade para mostrar e contar como são as modificações sofridas pelos espaços em que vivemos...

Boa semana e sorte!!!
Beijo.

Ars Natura dijo...

Unas buenas notas sobre meteorización.

Jesús Dorda dijo...

Como bien dices, construir en las ramblas es una gran irresponsabilidad y los que promueven esas construcciones deberían cargar con las consecuencias.

Por otra parte, las especies que soportan vivir en esas condiciones climáticas y geológicas son verdaderamente fascinantes. Es difícil imaginar un medio menos adecuado para instalarse a vivir, sea uno vegetal, animal ... o incluso humano.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Muito obrigado pelas suas amáveis ​​palavras, Teca.
Boa semana para você também.
Receba um outro beijo.
---------
Muchas gracias por tus amables palabras, Teca.
Buena semana también para ti.
Recibe otro beso.


Gracias, Ars. Además de ser un excelente lugar para obsevar la descomposición de las rocas, las ramblas almerienses ofrecen grandes lecciones sobre erosión y transporte de materiales e incluso sobre su sedimentación. Son paisajes que tienen mucho que decir...
Saludos, Goyo.


Hola, Jesús. En efecto, no es lugar para vivir los humanos ni para ninguna de sus instalaciones, pero sí para un selecto grupo de animales y plantas capaces de superar los inconvenientes de un clima árido, unos suelos salinos y una erosión atroz y repentina.
Un abrazo.

Pedro L. Méndez dijo...

No conozco las ramblas de Almería, pero después de esta entrada voy a plantearme seriamente el conocerlas porque las fotos y el texto animan mucho a acercarse.

Un saludo

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Te lo recomiendo especialmente, Pedro. Se trata de una de nuestras mejores zonas para apreciar la dinámica y biodiversidad de zonas áridas mediterráneas. Eso sí, mejor evita ir en verano, lo ideal es entre noviembre y abril.
Si deseas ampliar información me la puedes solicitar al correo del blog.
Otro saludo para ti.

Kumquat dijo...

Aunque estoy acostumbrado a ver este paisaje, me parece tan desolador, que como bien dices el suelo absorbe poca agua, y para colmo los invernaderos agravan esa característica .... menos mal que tenemos el cabo de Gata como paraje protegido!!

Saludos

Mabel G. dijo...

Hola Fco.Javier, alegría de volver a leerte en tu blog. Siempre tan didáctico para todo lo que fotografías y exploras. Sabes que hemos visitado esas zonas de Almería, hace unos 15 años. Tengo fotos hermosas (por lo extraño del paisaje) en mis álbumes (cuando aun no se conocía la cámara digital) Realmente fue una región que me resultó impactante, fuera de lo conocido hasta ese momento. Gracias por ilustrarnos, como siempre lo haces. Un abrazo !

JCR dijo...

Buenos días Fco.Javier, me preocupo que comentarás que dejabas por un tiempo el blog, pero veo que nuevamente te encuentras por estos lares, no lo dejes, tus artículos son altamente instructivos e interesantes, es difícil encontrar y saber esas curiosidades de nuestra naturaleza, como te comenté tienes el poder original, auténtico.
Bien, espero que continúes y que aquella luz sea optimista y con buenas noticias. Un fuerte abrazo.

Drach dijo...

Hola Fco Javier, muy buena lectura de este paisaje tan especial. Hace algunos años, tuve ocasión de visitarlo por un interés principalmente botánico y quedé literalmente prendado de su belleza "erosiva",por ese motivo repetí varias veces el viaje, sin lugar a dudas vale mucho la pena conocerlo y ahora mucho mejor,tambien comprenderlo.
Un saludo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

El Cabo de Gata es un prodigio, Kumquat, pero las ramblas de Almería no se quedan cortas. Es cierto que los paisajes áridos son más "difíciles" de asimilar, pero esas ramblas aportan una interesante riqueza paisajística, geomorfológica y ecológica al patrimonio natural español...¡Y no digamos al europeo!
Saludos para ti.

Hola, Mabel. Me alegra saber que has tenido ocasión de conocer esos parajes. La primera vez que los pude admirar fue hace 23 años, y ya no me olvidé de ellos. También guardo irrepetibles diapositivas de aquella época, aunque las fotos de esta ocasión son mucho más recientes, de mi última escapada almeriense en 2010...Y espero repetir dentro de un tiempo.
Muchas gracias y mi abrazo para ti.

Agradezco enormemente tu comentario, JCR. No es que me retirara del blog, más bien necesito otro ritmo para poder sacar adelante otro asunto que espero pronto vea la luz...y que sea una luz, a ser posible, alegre y esperanzada.
Otro abrazo fuerte para ti.

¡Hola, Drach! ¡Cuánto tiempo!
Me parece muy afortunada esa expresión de "belleza erosiva" para describir estas ramblas almerienses porque su atractivo se relaciona precisamente con una desgarradora pérdida de terreno. Y en cuanto a plantas, por supuesto, son un lugar excepcional y también he podido dedicarles mi atención y disfrutar de ello como imagino lo hiciste tú.
Recibe otro cercano saludo.