martes, 14 de octubre de 2014

BAJO OCHOMILES. Apuntes naturalistas del HIMALAYA (3)

-->
Estribaciones del Pisang Peak, entre Chame (2.713 m) y Pisang (3.183 m). Nepal


CAPÍTULO 3

PIÑAS, SABINAS Y TRIGO NEGRO (2.620-3.440 m)
En los inicios del piso subalpino dominan las coníferas y escasea el tejo (Taxus wallichiana). El roquedo es calcáreo.
Tejo (Taxus wallichiana). 
Inicios del piso subalpino (entre 2.700-3.000 m). Nepal

En las márgenes del camino florece el orégano (Origanum vulgare) que rebasa la cota de los 3.000 m, y un hermoso áster. Enrojecen los frutos de agracejo (Berberis aristata) y verdea lo que en inglés se conoce como “enebro negro” y en castellano bien podría llamarse “sabina india” (Juniperus indica).

Enebro negro o sabina india (Juniperus indica
(aprox. 3.000 msnm). Nepal

Río Marsyangdi (2.900 m) al pie de un paredón de unos 2.000 m 
descolgado de un cordal del Pisang Peak (6.091m). Nepal

Hacia la cota 2.900 el curso del Marsyangdi describe una curva de 90 grados al pie de un avasallador paredón calizo: unos 2.000 metros de verticalidad hasta su base, donde crecen azaleas cerca de un puentecillo primoroso que vadea el río. Esta ola gigante y pétrea se descuelga de un cordal del Jong Ri o Pisang Peak (6.091 m). El tramo medio de la pared mantiene pastos imposibles de color pardo-amarillento. El resto es roca pulida por las avalanchas. El encuentro del subcontinente indio con Asia plegó y levantó la cordillera del Himalaya. Aquí alzó estratos rocosos de origen marino y los giró casi en ángulo recto.

Bosques de coníferas en el piso subalpino (aprox. 3.000 m). Nepal

El camino sube empinado a la sombra de abedules (Betula alnoides) un tanto amarillentos, abetos plateados (Abies spectabilis), píceas, pinos y cipreses del Himalaya (Cupressus torulosa). Arriba de la cuesta el ambiente se torna más seco.

Pícea del Himalaya (Picea smithiana). 
Inicios del piso subalpino (entre 2.700-3.000 msnm). Nepal
Ciprés del Himalaya (Cupressus torulosa
(2.900-3.000 msnm). Nepal

Hay que subir con calma a Pisang de arriba o Pisang Alto (3.185 m), es innegable que se advierte la altitud. El camino al pueblo mezcla gris arenoso y pardo de rastrojera. Una clemátide da fruto en los setos de los campos de cultivo. Se cosecha el trigo negro (Fagopyrum esculentum). Sin duda, la marihuana (Cannabis sativa) es más conocida y apreciada por los occidentales. Crece en cualquier rincón y parece más fragante que en ningún otro sitio.

Ventana de tradición tibetana 
en el pueblo de Pisang de arriba (3.185 m). Nepal

En Pisang la cultura es tibetana, como más arriba. La población se establece junto a un juvenil Marsyangdi que surca el gran valle de origen glacial al norte de los Anapurnas. La poderosa barrera del macizo –al menos once picos superan los 7.000 metros– retiene gran parte de las precipitaciones procedentes del golfo de Bengala. Estamos en las últimas vertientes septentrionales del Himalaya, compartimos la aspereza y aridez del cercano Tíbet. Desde aquí se disfruta una estampa espléndida de los hielos del Anapurna II (7.937m) y Anapurna IV (7.525m)

En el centro destaca el Anapurna II (7.937m), a su derecha el Anapurna IV (7.525m), 
vistos desde Pisang de arriba (3.185m). Nepal


NOTA: textos e imágenes corresponden al treking de los Anapurnas realizado en octubre de 1998

CAPÍTULO ANTERIOR:
BAMBÚES, BELLOTAS Y UN REVUELTO DE PERENNIFOLIOS (1.290-2.620 m)

PRÓXIMO CAPÍTULO: 

Safe Creative #0908274278524

3 comentarios:

Pedro L. Méndez dijo...

Para ver bosques nativos de grandes coníferas fuera de plantaciones, parques y jardines no hay otro remedio que ir a sitios tan alejados como los que muestras en esas fotos tan bonitas que parecen de postal. Una preciosidad, sin duda.

Un saludo

Ars Natura dijo...

Hace unos días me acabé de dar un paseo por el archipiélago de las Svalbard en el blog de Alejandro y ahora me lo estoy dando por los Himalayas de tu mano. Una gozada poder acercarnos a estos lugares recónditos. A ver hasta que altura nos subes Javier.
Te dejo el enlace de Svalbard por si alguien quiere ver sus paisajes y fauna:
http://faunacantabrica.blogspot.se/search/label/Svalbard

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Ciertamente, Pedro, en general hay que alejarse de nuestros paisajes forestales (históricamente maltratados) para descubrir bosques vigorosos de coníferas...aunque aún nos quedan algunos rincones valiosos.
En cuanto a las fotos, siento que sean digitalizaciones de diapositivas, pues pierden calidad.
Muchas gracias por tu visita.

Te agradezco, ARS, el enlace y tu comentario. A falta de otros, los viajes virtuales mantienen viva nuestra atención por descubrir paisajes y ambientes, o sirven para revivirlos (como me sucede en esta ocasión). En cuanto a la altura...superaremos los 5.000 m, que no está mal.
Saludos, ARS.