miércoles, 27 de mayo de 2015

PINOS PIÑONEROS y agujas desechables

-->
Pino piñonero (Pinus pinea)

Se dice que las hojas de los pinos tienen forma acicular porque parecen agujas. Cada especie posee agujas de diferente longitud y características. Incluso, durante los primeros años de vida los pinos –y algunas otras coníferas- desarrollan hojas juveniles antes de generar las definitivas.

Pino piñonero (Pinus pinea) germinando de semilla o piñón.

El piñonero (Pinus pinea) es uno de los pinos con más contraste entre forma, color y longitud de sus hojas juveniles y adultas. Las agujas del árbol desarrollado son de color verde y miden entre 10 y 15 (20) cm, brotando por pares.

Hojas adultas de pino piñonero (Pinus pinea)
Sin embargo, las agujas juveniles son solitarias, más punzantes y duras, de color verde azulado (glauco) y de tan sólo 2 a 4 cm de largo. Quien no lo sepa difícilmente distinguirá un pequeño pino piñonero y quizá lo confunda con un enebro oxicedro (Juniperus oxycedrus).

Hojas juveniles de pino piñonero (Pinus pinea)

¿Qué consecuencias trae esa diferencia? Las hojas juveniles son de color glauco por estar revestidas de ceras que actúan como filtro solar y reducen la evaporación excesiva. Son agujas cortas y picudas, menos apetecibles a los herbívoros, más resistentes al calor y sequedad estival propios de ambientes mediterráneos donde habita el pino piñonero.

Porte de pino piñonero joven (Pinus pinea)














Se trata de un diseño para la supervivencia juvenil hasta que el árbol desarrolle una raíz suficiente que garantice el acceso a un mínimo de humedad del suelo durante el verano.

Hojas juveniles y adultas en pino piñonero joven (Pinus pinea)

Supuestamente las hojas adultas se alternan con las juveniles a partir del cuarto o quinto año de vida del pino piñonero…Pero lo cierto es que en un mismo monte puede observarse ejemplares de medio metro de alto que empiezan a producir hojas adultas manteniendo las juveniles mientras otros hacen lo mismo tras superar 1’50 m. Es evidente que la razón, más que en la edad de los pinitos, se halla en el sustrato y su humedad.

Pino piñonero muy joven (Pinus pinea) con hojas juveniles y adultas.

Pino piñonero joven (Pinus pinea) sólo con hojas juveniles.

También se advierte la existencia de piñoneros que en una misma rama suceden, de abajo arriba: hojas juveniles de una temporada, hojas adultas de otra posterior y finalmente hojas juveniles más recientes. Ello nos pone en la pista de una posible “marcha atrás” o reversibilidad entre las formas juvenil y adulta de las hojas del pino piñonero. Así, cambios ambientales drásticos (años húmedos y otros muy secos) inducirían la alternancia de una u otra forma, lo cual resulta adecuado frente a la incertidumbre hidrológica del mundo mediterráneo (irregularidad en sus precipitaciones interanuales y episodios plurianuales de sequías o de máximos de lluvia)

Pino piñonero joven (Pinus pinea) observado en septiembre de 2012

El mismo pino piñonero joven (Pinus pinea) observado en septiembre de 2014 
tras soportar sequía aumentó la proporción de hojas juveniles.


Y, para afinar aún más, es posible encontrar jóvenes piñoneros (1’5 m aprox.) que en años secos forman hojas de tipología adulta pero tan cortas como las juveniles (2’5-3 cm de largo). Esto parece confirmar que la humedad disponible sea el factor determinante de “la mayoría de edad” en estos árboles.

Pinos piñoneros con hojas juveniles y adultas, pero además: reversibles, regulables y desechables. Recurso determinante para la pervivencia de estos árboles en nuestros paisajes mediterráneos.

Paisaje ibérico cubierto por pinar de pino piñonero (Pinus pinea)


Safe Creative #0908274278524

4 comentarios:

Jesús Dorda dijo...

Unas observaciones muy agudas. En serio, muy interesante ese registro climático patente en las hojas de pino.
Un abrazo.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Muchas gracias, Jesús.
Sí, los piñoneros jóvenes registran en su follaje los cambios drásticos en la humedad disponible, aunque sea por períodos de no más de 4 años, máximo tiempo que perviven sus hojas. Y esto permite utilizarlos como indicador de episodios de fuerte stress hídrico en nuestros paisajes mediterráneos.
Otro abrazo, fuerte, para ti.

Aquilino Miguelez dijo...

Me vuelves a dejar boquiabierto, Javier. Y no solo por las observaciones y el texto derivado, sino por las fotos, también muy ajustadas al propósito, y estéticamente gratas. Excelente contenido a transmitir, en cualquier caso.
Un abrazo,
Quino Miguélez

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Muchísimas gracias, Quino, por tus palabras...viniendo de ti son, más que un halago, todo un impulso para seguir en esta tarea.
Otro abrazo fuerte para ti.