lunes, 8 de febrero de 2010

APUNTES DE LA PATAGONIA. Las fluctuaciones del glaciar Perito Moreno (...y 5)

-->

CAPÍTULO 5: DESENLACE (¿final?)

El frente del glaciar Perito Moreno mantiene hoy una de sus posiciones más avanzadas según se observa desde 1899. La tasa de acumulación de hielo es una de las más altas del planeta. Así que, de momento, no es previsible que padezca el rápido retroceso de otros glaciares patagónicos.


El principal freno a su avance es el derrumbe del frente en bloques de hielo, que flotan como icebergs a la deriva, en el Canal de Los Témpanos.


Los desprendimientos responden a diversas causas, pero esencialmente a que la masa glaciar fluye a más velocidad en superficie que en su interior. Las aguas lacustres -del Brazo Rico y el Canal de Los Témpanos- socavan al glaciar por la base, mientras el cuerpo helado intenta reptar casi en el aire.



A veces un bloque se inclina demasiado y cae desde lo alto. Otras veces los bloques se hunden en la nula sustentación. El agua del lago se infiltra en el hielo, lo disuelve, su temperatura hace pedazos al gigante helado.


En los períodos en que el glaciar represa al Brazo Rico aumenta el nivel de las aguas, al igual que su presión y su poder infiltrante. Aunque la presión creciente sea un factor a considerar, la acción disolvente del agua y su temperatura son determinantes.


El agua se introduce siempre por la zona más débil, por eso horada un túnel en el contacto del glaciar y la Península de Magallanes. A medida que se cuelan, las aguas erosionan la base del túnel, caen fragmentos por el empuje del glaciar contra la península y finalmente se abre un puente tan ancho y alto que...se viene abajo.


Cuando lo visité, en noviembre de 2009, apenas un año y cuatro meses después de la última ruptura, el glaciar había cerrado su tajo de hielo y acariciaba discretamente a la península.

Fotografía aérea del glaciar Perito Moreno en el verano austral (11-02-2009). Se observa un sector del Campo de Hielo Sur con el pico Pietrobelli, la zona de contacto con la Península de Magallanes (M), y las marcas de desembalse del Brazo Rico. (Foto tomada de http://www.glaciares.org.ar/ con consentimiento de su autor: Ing. Skvarca ©)


Haz clic y asómate al glaciar Perito Moreno.



FIN DE LA MINISERIE
Las fluctuaciones del glaciar Perito Moreno continúan...en su lugar.



Safe Creative #1002085475420Safe Creative #1002085475444

18 comentarios:

Juanmi Requena dijo...

Hola Javier, me ha encantado la serie, muy bien argumentada, rigurosa y formativa. Nos haces cercanos a éstos gigantes tan lejanos y desconocidos para mí.
El hechio de que el Perito Moreno no siga la tendencia general al deshielo ¿crees que puede deberse a sus condiciones particulares, a una escepción que confirma la regla o a que no está todo dicho sobre el calentamiento global del planeta?.
Enhorabuena por el trabajo.
Un saludo

Wili y Colasina. dijo...

He visto muchos reportajes sobre el Perito, y nunca había aprendido tanto, por lo escueto de los comentarios. Con esta "miniserie" nos has iluminado sobre el tema al máximo, y además las fotos y videos que lo acompañan de verdadero lujo. Felicidades.
Un abrazo.

Miazuldemar dijo...

Muy buena la miniserie, muy bien explicada. Preciosas imágenes. Me ha gustado mucho.

Ramuol dijo...

Excelente!! Me ha gustado saber sobre el Perito Moreno!! Las fotos una pasada Javier y el lugar apabullante...
Saludos

Santa dijo...

En definitiva: "solo sé, que no sé nada".

La foto en que aparece el barco da una idea de la grandeza del glaciar!

Ya lo tenía en la agenda de viajes... Solo falta pratrocinador..jajaja

Muy bello todo lo que nos has explicado, Javier!

Neli dijo...

Me ha gustado mucho esta miniserie y me da pena que se acabe porque me quedé con ganas de más.

Con ganas de profundizar en esos detalles que nos cuentas y con ganas de ver videos y las fotos, que sigo pensando son espectaculares.

No deja de sorprenderme la manera en que fluye la naturaleza, los ciclos. Es curioso la sensación de fragilidad que se siente al observar la base del glaciar mientras que el cuerpo helado intenta reptar casi en el aire como bien dices.

Gracias, Javier, por lustrarnos tanto y tan bien. Así da gusto.
Un beso.

Javier 16 dijo...

Reconozco que, me hubiera conformado con disfrutar de las impresionantes vistas del glaciar, solamente. Esa mole de hielo azulado, contrastando con la coloración más blanquecina de las montañas de fondo, con la pureza y la soledad del lugar, con el abundante oxígeno para inspirar y soñar, y, con la ilusión de girar en contra de nuestro empeño destructor.

Al final, unas imágenes que, además de ser muy elocuentes, vienen cargadas de información detallada y elaborada por una persona como tú, Javier, que tanto disfrutas cuidando los más mínimos detalles.
Enhorabuena y gracias por la serie.
Saludos.

carmen dijo...

Estupendo, Fcº Javier!

Sólo me queda aplaudir como en las buenas películas, de emoción, por todo lo visto y aprendido. Voto por una nominación a los Oscar...

Felicitaciones!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

GRACIAS A TODOS POR HABER DEDICADO UN TIEMPO A ESTA MINISERIE, MUY ESPECIALMENTE A LOS QUE LA HABÉIS SEGUIDO COMPLETA...Y GRACIAS A LOS QUE VENGAN MÁS ADELANTE.

Juanmi, la actual situación del glaciar Perito Moreno se debe sobre todo a sus especiales características (gran acumulación de hielo y pérdida por desprendimientos en su frente, al contacto con el agua). El balance entre acumulación y pérdida es la clave de su actual estabilidad...pero esto no implica que dure indefinidamente. Rigurosamente no se trata de una excepción en nuestro planeta, puesto que existen otros glaciares (pocos) que incluso están creciendo, tanto en el hemisferio austral como en el boreal. Es evidente que hay un cambio climático (prefiero no llamarlo calentamiento, porque a la larga podría incluso causar un enfriamiento) y también es obvio que nos queda mucho por averiguar acerca de ese cambio...Aunque mejor sería no necesitar hacerlo.
Gracias, y otro saludo para ti.

Isolino (Wili y Colasina), gracias por tus palabras y seguimiento de la miniserie. Simplemente he tratado de buscar algunas respuestas a las muchas preguntas que genera un glaciar tan admirable como este.
Otro abrazo.

Mamen, me alegra que te haya gustado la miniserie. A veces uno duda de hasta qué punto son contagiosas, o no, fascinaciones tan personales como el amor a los hielos glaciares.

Ramuol, gracias por haber compartido la fascinación por este glaciar y su espectacular entorno. Lo de las fotos no tiene mucho mérito en un lugar así, tuve la suerte de verlo en condiciones meteorológicas muy aceptables.
Saludos, también para ti.

Gracias, Santa. Tu conclusión es la conclusión a la que llegamos cuanto más ahondamos en la observación de la Naturaleza: apenas sabemos nada...y queremos verlo de cerca.

Neli, encantado de que hayas disfrutado de los gélidos misterios del glaciar allí en tu isla, en pleno Atlántico subtropical.
Otro beso para ti.

Javier, lo describes que parece que has estado allí (espero haber tenido algo de culpa).
Este glaciar es una mina de hielo...y preguntas. Inicialmente pensaba haberle dedicado una sola entrada, pero está claro que el tema da para mucho (...¡tranquilos, que por el momento descansamos!).
Muchas gracias por tu amable comentario.

Carmen, agradezco tu entusiasta seguimiento y la felicitación. Me doy por muy satisfecho si he conseguido despertar alguna emoción con este acercamiento al mundo helado del glaciar.
...El Oscar deberían dárselo al glaciar, y también al insigne científico y explorador argentino del que tomó su actual nombre: D. Francisco Pascasio Moreno (hay una completa biografía en Wikipedia).

ana dijo...

Pues la verdad... es que se siente uno arrastrado por el azul del hielo. Y ha sido una estupenda lección de la naturaleza; el equilibrio.

Gracias.

Bibiano Montes dijo...

Aunque me quedé en el primer capítulo ahora me he "zampado" los 4 restante, pero sin duda ha merecido la pena el disfrutar de esas espectaculares imágenes y la información que nos ofreces.
Un saludo,

Jesús Dorda dijo...

La pena que da terminar esta serie se funde ante la perspectiva de las nuevas entradas que seguro que estás preparando.
Un abrazo

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Gracias a ti, Ana, por dejarte arrastrar por esa corriente de hielo, belleza...y equilibrio fluctuante.

¡Sin abusar, Bibiano! ojo al atracón de hielo...que puede costar digerirlo. Es mejor saborearlo lentamente, con tiempo, sin prisa.
Otro saludo para ti.

Da gusto leerte Jesús, ¡así se anima a uno a seguir! Ideas no faltan, ya sabes, pero han de madurar.
Otro abrazo.

Lluís Sogorb dijo...

Creo que poco puedo añadir al resto de comentarios. Me has dejado impactado tanto por las palabras como por las imágenes. Me has abierto los ojos a otro de los tantos maravillosos rincones que nos ofrece este planeta. Gracias. Un saludo

Máster en Nubes dijo...

ay, Dios, que retraso llevo, una semana entera sin entrar en internet ¡y mira lo que me pierdo! Anda, que me voy a poner algo... "on the rocks", es para ir a juego con tu entrada y este final... y la nevada que nos ha caído. Abrazos.

PS: Y me sigue pareciendo increíble que el hielo ocupe más que el agua. Son de letras y un poco espesa.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Gracias a ti, Lluís por tener los ojos abiertos y hacerlos pasear sobre los hielos de este blog.
Un saludo.

Tranquila, Máster, que el glaciar lleva ahí miles de años. Ponte cómoda y disfrútalo a sorbitos (o a sorbetes de hielo).
No me extraña que te parezca increíble que el hielo tenga más volumen que el agua. Digamos que es una rareza de la Naturaleza, aunque existen algunas otras sustancias y elementos que aumentan de volumen cuando se congelan.
Abrazos también para ti.

El Naturalista dijo...

Lástima que todas las series de posts tengan su final... Lo más intrigante para mi son esas fluctuaciones, su irregularidad a corta escala quizá se relacione con el hecho de que ahora avanza en vez de retroceder. Si es así, quizá lo que regula las fluctuaciones del glaciar sea un proceso de criticalidad autoorganizada, como sucede en tantos otros fenómenos naturales. Por lo poco que he mirado en internet ahora mismo, no salgo de dudas de si la cosa va por aquí... Si te enterases de algo más, ¡por favor, ponlo! ¡Saludos, naturalista!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Gracias, Naturalista, por seguir esas fascinantes flucutuaciones a través de la miniserie.
Supongo que se nos escapan muchos datos y referencias para comprenderlas. Los registros de medidas y observaciones de este glaciar son relativamente recientes para un sistema tan longevo y extenso...y eso no contribuye a que podamos inferir algún patrón en ellas. Intuyo que la clave (o parte de ella) se reparte entre la gran tasa de acumulación de hielo en la cabecera (quizá todavía no afectada por el actual cambio climático), la pérdida de hielo en sistemas glaciares vecinos (afectada por el cambio climático), y posibles variaciones en la temperatura de las aguas lacustres que tocan al glaciar.

En fin: demasiada complejidad en torno a tanta belleza.

Saludos, Naturalista.