lunes, 1 de agosto de 2011

BoJ (Búhos o Jabalíes)

-->











Dicen que el boj, arbusto siempre verde, confió la propagación de sus semillas a un jabalí (hay quien asegura que era un cerdo).
















Sea como fuere, el jabalí –o cerdo- guardó para sí las semillas del boj y no las dispersó.


Desconsolado, el boj pidió ayuda a los búhos de la noche. Y tres búhos acosaron al jabalí durante el verano, hasta que estalló de cólera lanzando por los aires las negras semillas del boj.













…Desde entonces hay tres búhos y un jabalí (alguien sigue insistiendo en que es un cerdo) en cada fruto del boj.

 












CUENTO BASADO EN HECHOS REALES
En verano, el boj (Buxus sempervirens) produce frutos verdes similares a una hucha o alcancía de barro en forma de cerdito. Al madurar y secarse se abren en tres valvas o gajos con figura de búho mientras las semillas son expulsadas súbitamente a cierta distancia.










Safe Creative #1107319780087

19 comentarios:

Ars Natura dijo...

Qué curiosa la forma del fruto del boj!
Y que historia tan bien avenida.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Pero qué bonita la forma, y la historia... Eres un tusitala fantástico, Javier, deberías contar historias por los pueblos, como antes...

Kumquat dijo...

Bonita leyenda Fco Javier para explicar la forma de estos frutos y la manera de propagar sus semillas...

Un abrazo

Jesús Dorda dijo...

Ya lo decía Obelix - ¿son jabalíes domesticos?
- No, son cerdos salvajes - respondió Asterix

¿O era al revés?

Un cochino jabalín, eso seguro.
Esta historia la ha debido transmitir un druida, de lo que tú tienes mucho...
De druida, no de cochino.

riomoros dijo...

La imaginación no tiene rival. Todo tiene su historia que contar.
Saludos

teca dijo...

Ah... que formosura são essas sementes. E ler você é uma delícia, porque tem magia, sentimento e conhecimento. Gosto dessas histórias...

Um beijo afetuoso, Fcº Javier.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Sí Ars, resulta muy sorprendente y sugerente esta-s forma-s del fruto del boj, tanto en verde como abierto.
Y, bueno, si es una historia bien avenida...supongo que será porque ha venido a cuento.
Saludos y gracias.

Tú sí que eres una gran tusitala, Aurora. Lo de contar historias por los pueblos...quizá sea una salida laboral, aunque en este país hay mucho cuento y demasiado cuentista.
Un afectuoso saludo para ti.

Gracias, Kumquat. A veces, si no existe una leyenda...hay que inventársela (que todas tuvieron un principio así).
Otro abrazo para ti.

En efecto, Jesús, no cabe duda de que era un cochino jabalín...y un egoísta acaparador. Menos mal que los búhos le dieron la vara, que si no ya no habría bojes.
El druida transmisor me envía un abrazo para ti...y el cochino jabalín también (¡Ah!, y los tres búhos).

Ya lo creo, Riomoros, hay una historia (o muchas) en todo cuanto nos rodea. La imaginación nos ayuda a encontrarlas.
Saludos para ti.

Obrigado, Teca. Eu acho que esse sentimento mágico e conhecimento são na natureza e são um tesouro que enriquece nossas vidas.
Outro beijo carinhoso para você.
----
Gracias, Teca. Creo que esa magia, sentimiento y conocimiento están en la Naturaleza y son un tesoro que enriquece nuestras vidas.
Otro beso afectuoso para ti.

Pedro L. Méndez dijo...

Hola Fco. Javier

Bonita historia y muy bien narrada. Se la contaré a mis hijos, seguro que les encanta.

Un saludo

Josélez dijo...

Qué gracioso, Javier. Nunca lo había pensado, pero sí, son como búhos, jeje. En cuanto a lo del cochino-jabalín, pos fale, aunque no lo vea yo muy claro. Pero para eso está la imaginación, que es muy necesaria.

Una entrada bien refrescante para el verano y nuestras mentes amodorradas, Javier. Un saludete!

Pilar dijo...

me encantan las historias como éstas,, leyendas entorno a la sorprendente naturaleza¡¡¡ restando ciencia, multiplicando en magia y misterio,, en todo caso la manera más divertida de aprenderla,,,
un abrazo¡¡¡

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Hola, Pedro.
Con esa idea le di forma: para que sirva de reclamo hacia los curiosos frutos del boj y su forma de dispersar las semillas. Si esta historia es capaz de captar el interés de los niños, también lo hará con los mayores (porque guardamos en nuestro interior las semillas de la infancia).
Gracias, y otro saludo para ti.

Pues, Josélez, igual es que no has mirado los frutos verdes del boj colocados en horizontal (tal y como aparecen en algunas fotos de esta entrada). Yo lo he hecho numerosas veces (con bojes del Pirineo) y la única duda posible es si se trata de cerdos o jabalíes. Pero con la solución del cochino-jabalín...¡caso resuelto!
Otro saludete para ti (y mis deseos de un estupendo verano).

Bueno, Pilar, las viejas leyendas suelen tener el gran atractivo de explicar lo aparentemente inexplicable dotándolo de cierta coherencia poética. Este cuento del boj me ha servido para compartir lo que desde hace años me transmiten las observaciones de los bojes en verano. De algún modo, ellos me contaron esa leyenda.
Me alegro de que te guste. Recibe otro afectuoso abrazo.

Javier 16 dijo...

Cerdo o jabalí; no sé, pero búhos seguro.
Estas fábulas a mi parecer, son la mejor herramienta para iniciar y enseñar a los críos las curiosidades de la naturaleza.

Saludos nocturnos (que son más frescos).

JUAN FUENTES dijo...

bonitas fotografias

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

...A los críos, y no tan críos, Javier. Estoy seguro de que las fábulas (generalmente inventadas por adultos) constituyen un recurso atractivo para los humanos de todas las edades, en cualquier lugar del mundo.
Saludos diurnos (desde el cuarto más umbrío de casa, que dentro de poco no hay quien salga).

Hola, Juan. Para bonitas, fantásticas y elucubradoras, las fotos de tu blog.
Gracias y saludos.

JUAN FUENTES dijo...

Amigo mio.Llevo muchos años haciendo fotografias,comenzé con las fotos clásicas,después mi mente
fué evolucionando y ahora cada vez que hago una foto,mis elucubraciones pueden más que mis realidades.
Gracias por tu comentário

Un fuerte abrazo

Carlos Suárez Rodríguez dijo...

En un jardín cerca de casa hay un seto de boj. Iré a conocer de tu mano esta bella historia natural que me acaba de enamorar¡¡
Saludos y felicidades ..¡¡porque el lirismo no estará nunca reñido con el espirítu científico.¡¡
C Suárez
www.canariashistoriasnaturales.blogspot.com

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Otro fuerte abrazo para ti y tus elucubraciones, Juan.

Soy de la misma opinión, Carlos. El lirismo y la Ciencia no sólo no han de estar reñidos sino que conviene que vayan bien hermanados, por el bien de la Humanidad.
Gracias y mis saludos para ti.

diminuto blog dijo...

Qué pena, una vez más, que muchos niños ya no se emocionen con estas historias.

Buenísima.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Bueno, Diminuto, "niño" se puede ser a cualquier edad, es cuestión de crecer lo suficiente (en capacidad de asombro).
Muchas gracias por el comentario.