viernes, 13 de marzo de 2015

GUIJO-GUIJA...y derivados

-->

GUIJO-GUIJA...y derivados

Según el Diccionario de uso del español, de M. Moliner, guijo es un “conjunto de piedras menudas que se emplea en la construcción de los caminos”. Equivale a grava y gravilla. Según el Diccionario etimológico de la lengua castellana, de J. Corominas, guijo viene del antiguo aguija o piedra guija. Hacia el año 1.300 se denominaba guija a la piedra pelada o chica. Tanto guijo como guija posiblemente proceden del latín vulgar petra aquílea: piedra aguda. Aquílea a su vez fue una derivación de acúleus: aguijón. Por su parte el Diccionario de la lengua española, de la RAE, define guijo como “pequeño canto rodado” y guija como “piedra lisa y pequeña que se encuentra en las orillas y cauces de los ríos y arroyos”.

Por tanto, los nombres de pueblo o lugares derivados de estas palabras han de corresponderse con parajes en que existan rocas lisas o puntiagudas, o gravas o piedras pequeñas que tengan cierta importancia en la composición de los suelos, como es el caso de los pedregales fluviales.

Al menos existen en España los siguientes municipios relacionados con guijo-guija. En Segovia: El Guijar y Gijasalbas. En Córdoba: Guijo y La Guijarrosa. El Guijo y El Guijillo en Huelva. Nuevamente El Guijo, en Cádiz. Un Navalguijo en Ávila, donde además hay un pueblo denominado La Hija de Dios (la hija como posible derivación de la guija). Un Guijo de Ávila inexplicablemente en Salamanca. Guijo de Coria, Guijo de Galisteo, Guijo de Granadilla y Guijo de Santa Bárbara, todos en Cáceres. Soria y Guadalajara tienen cada una su Guijosa. Casas de Guijarro en Cuenca. El Guijoso en Albacete. Y probablemente con el mismo significado también: Los Guijuelos de la provincia de Ávila y el afamado Guijuelo de Salamanca, más conocido por su chacinería ibérica que por sus piedras.



Safe Creative #1201311001116